EMBAJADA DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
 WASHINGTON DC
CERTIFICADO DE USO DE VEHICULO

Nro._______

Yo __________________________________ de nacionalidad ______________ portador del Pasaporte Nro. _____________ Cédula de Identidad Nro.______________, hago constar ante esta Representación Diplomática y/o Consular que, a los efectos previstos en la Ley Orgánica de Aduanas y su Reglamento, bajo fé de juramento declaro que, el vehículo con las características que a continuación describo, es de mi exclusiva propiedad.

MARCA________________________

MODELO_______________________

AÑO___________________________      

NRO. DE SERIAL_________________

 

______________________________

FIRMA DEL PROPIETARIO

 LUGAR                            FECHA

 

El presente Certificado de Uso se expide a los efectos de  la Resolución Nro. 924 del Ministerio de Hacienda de fecha 29 de agosto de 1991, publicada en la Gaceta Oficial Nro. 34.790 en fecha 03 de septiembre de 1991, que regula el Régimen de Equipajes de Pasajeros, y el mismo solo certifica que el propietario ha cumplido con el numeral 4 del Articulo 1ro. De la referida Resolución.  Corresponde a las autoridades aduaneras venezolanas, verificar el cumplimiento de todos los requisitos establecidos en dicha Resolución, para la nacionalización del vehículo objeto de la solicitud, bajo el citado Régimen.

  

Anexo: Se adjuntan los recaudos que constituyen prueba fehaciente de mi declaración..

IMPORTANTE: Los vehículos sujetos a este Régimen son aquellos calificados para el transporte de personas (un máximo de nueve puestos, incluyendo el conductor, clasificados en la Partida 87.03 de Arancel de Aduanas de Venezuela) y no aquellos destinados al transporte colectivo (Partida 87.02) o al transporte de mercancías (Partida 87.04). En consecuencia, los vehículos tipo pick-up no pueden ingresar al país bajo el Régimen de Equipaje de Pasajeros, por cuanto arancelariamente se clasifican como vehículos para el transporte de mercancías.

Nota: Esta planilla debe llevarse personalmente al consulado de su jurisdicción, debidamente notariada y avalada por la Corte correspondiente.